skip to main content


FILTROS DE CARBÓN ACTIVO


FUNCIONAMIENTO

El proceso de depuración del aire con carbonos activos se define adsorción. La tecnología de la adsorción se funda en la propiedad de los carbones activos para tratar la mayoría de Compuestos Orgánicos Volátiles – C.O.V. El mismo se produce gracias a la especial característica de los carbones activos de poseer una grandísima microporosidad, difícil de imaginar, que puede alcanzar más de 1500 m2 por gramo de carbón. Los poros microscópicos de desarrollan en profundidad disminuyendo poco a poco su sección y otorgando un desarrollo superficial de contacto extremadamente vasto. El carbón activo es principalmente de origen vegetal que, oportunamente trabajado y tratado, asume la forma de gránulos, escamas o cilindros, éstos últimos con una tamaño de algunos milímetros.

Los filtros/adsorbedores de carbones activos se utilizan en el sector industrial en plantas de procesamiento y de saneamiento del ambiente de trabajo para la protección de la calidad del aire, por ejemplo, en los sectores:
Remoción/recuperación de disolventes o mezclas de disolventes Depuración del aire de procesos productivos Desaceitado del aire comprimido Desodorización del aire de escape y de la salida de gases Remoción de sustancias nocivas en los sistemas de acondicionamiento El carbón se encuentra en los paneles, sacos, cartuchos o sencillamente introducido en contenedores de tamaño calculado que forman el "lecho" por donde pasa el fluido gaseoso que contiene el contaminante que debe ser absorbido. El funcionamiento de los filtros de carbón activo se basa en el proceso de adsorción, es decir en el fenómeno de difusión molecular entre los componentes en fase gaseosa – C.O.V. - y un sustrato sólido - carbón.

Las capacidades adsorbentes del carbón activo están especialmente indicadas para la eliminación de compuestos orgánicos con peso molecular comprendido entre 50 y 200; los compuestos orgánicos con peso molecular menor no son adsorbidos suficientemente a causa de su tamaño pequeño. Las capacidades de adsorción se expresan en porcentaje de peso, es decir en Kg de contaminante orgánico adsorbido por 100 Kg del carbón activo utilizado. Dicha capacidad está comprendida entre los valores mínimos de 1% hasta los valores máximos del 30%. La eficiencia de los filtros de carbón activo está condicionada por una serie de parámetros como el peso molecular la concentración de los contaminantes, la temperatura, la humedad, la presión y la presencia de partículas en el flujo a tratar.

La presencia de partículas, al reducir las microporosidades del carbón, reduce la eficiencia de adsorción y, por lo tanto, el las mismas son capturadas en la parta inicial con oportunos pre-filtros. Con temperaturas y humedad relativa reducidas, los adsorbedores de carbón activo ofrecen las mejores prestaciones, por ello es recomendable trabajar con temperaturas inferiores al 50° y humedad relativa no superior al 70% y, obviamente, con velocidad de paso del fluido gaseoso a través del "lecho" de carbón y con tiempo de contacto rigurosamente calculado.



CARACTERĺSTICAS

ESPECIFICACIONES


Es muy difícil calcular con exactitud la capacidad de adsorción del carbón activo en los comportamientos de una sustancia específica. Es más útil efectuar una clasificación de espectro. Definiendo cuatro clases de adsorción se pueden prever medianamente los resultados indicados en la tabla. .

EMPRESA CÓMO TRABAJAMOS CONTACTOS