skip to main content

PF / FILTROS DESPOLVOREADORES DE CARTUCHOS


FUNCIONAMIENTO

El filtro “PF” es un despolvoreador de cartuchos en poliéster (no desechable) cuya eficacia alcanza, normalmente, el 99,92% según las pruebas B.I.A. (Berufgenossenschaftliches Institut für Arbeitssicherheit - Instituto Interprofesional para la Seguridad del Trabajo) a los cuales periódicamente se someten los cartuchos.
El filtro trabaja “en depresión”, lo que significa que el aire polvoriento es aspirado por el ventilador centrífugo, situado en la parte final del sistema, el cual crea la necesaria depresión para ganar tanto las pérdidas de carga del circuito, como las provocadas por la resistencia de los filtros, una vez alcanzado el régimen. Como es sabido, todos los tipos de filtro necesitan algunos días para alcanzar el régimen para dar la máxima eficiencia después de que se haya formado, en el medio filtrante, una limitada acumulación de polvo (cake) que opera como pre-filtro. Por esta razón, no es oportuno llevar a cabo las mediciones instrumentales del nivel de polvo residual tras la puesta en funcionamiento.

El aire polvoriento, aspirado por el ventilador, entra en la cámara de pre-separación y de decantación de la cual está dotado cada filtro PF donde se produce, por gravedad, una disminución de la velocidad de entrada y una primera separación entre las partículas más gruesas y las más finas. La cámara de pre-separación y decantación, además, también tiene la función de distribuir uniformemente la masa de aire polvoriento y de trasladar la misma hasta la parte inferior del parque filtrante, para forzarla a invertir los cartuchos desde abajo, rozándolos longitudinalmente y evitando peligrosos esfuerzos mecánicos por impacto lateral.

CARACTERĺSTICAS

Filtración

Los cartuchos están, normalmente, colocados verticalmente en la cámara filtrante y por ellos pasa el aire desde el exterior hacia el interior. El aire pierde su contenido de polvos que se depositan sobre la superficie exterior de los cartuchos filtrantes. El aire, despolvoreado, recorriendo ascensionalmente el interior del mismo cartucho, llega hasta la “cámara limpia” a través del orificio dentro del cual se encuentra colocado el eyector de tipo venturi.
Desde aquí el aire filtrado sale del cuerpo del filtro, pasa a través del ventilador y es expulsado, normalmente, en la atmósfera a través de la chimenea. En algunos casos es posible hacer recircular el aire filtrado en el ambiente interior, con notables ventajas económicas gracias a la menor dispersión de calor.

 

LIMPIEZA DE LOS CARTUCHOS

El sistema de limpieza es el clásico “reverse pulse jet” en contracorriente por medio de chorros de aire comprimido soplado en el interior de los cartuchos, una hilera tras otra, en ciclo, según el programa configurado en el secuenciador electrónico incluido. El aire comprimido es soplado en el interior del eyector venturi, que posee cada cartucho. La onda de presión provocada por el breve, pero intenso, chorro de aire comprimido deforma ligeramente la forma de “estrella” del cartucho, aprovechando la elasticidad. La onda de choque provoca el despegue del © Bruno Balducci srl – Italy – PF ES Rev.1/2015 polvo que se ha depositado en el lado exterior del cartucho.
Puesto que la limpieza se produce durante el funcionamiento normal del sistema de aspiración, una parte del polvo que se ha despegado, gracias al efecto venturi, es de nuevo aspirado, en el cartucho, por el ventilador. Es necesario efectuar la “post limpieza” permitiendo que el sistema “reverse jet” continúe trabajando durante un breve periodo, incluso después de la parada del ventilador centrífugo. La ausencia de aspiración facilita la limpieza de los cartuchos de los cuales el polvo se despega casi totalmente para caer en la tolva. El tiempo necesario para la “post limpieza” depende de la naturaleza del polvo, de su granulometría y concentración.
Sofisticados secuenciadores electrónicos controlan las operaciones de limpieza, durante y después del funcionamiento del sistema de aspiración, controlando el valor de “ΔP”, la intervención programada del sistema de limpieza y de “post limpieza” y el detector de fugas de polvo; para terminar se señalan eventuales fugas de polvo cuyo valor de emisión supere el límite permitido.

 

RECOGIDA DEL POLVO

El polvo filtrado y separado del aire es recogido en contenedores metálicos especiales o dirigido hacia el exterior mediante sistemas mecánicos como válvulas rotativas, cócleas, etc.
Los filtros PF están diseñados en relación con las necesidades específicas del Cliente, de acuerdo con el DPR 152/06 para el ambiente y del Decreto Leg. 81/08 para la mejora de la salud de los trabajadores en el lugar de trabajo.

EMPRESA CÓMO TRABAJAMOS CONTACTOS